El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

VER GALERÍA


Los manteles y las bodas.

Los manteles de bodas siempre marcaran el detalle de distinción en nuestras mesas, acompañado de la vajilla y la cristalería.

Los manteles son indispensables en las mesas elegantes. Los manteles y en general la decoración de la mesa están estrechamente ligados al estilo de la boda; si es al aire libre o de día, si es formal y de salón, o elegante y de noche.

Son los factores relevantes a tomar en cuenta en el momento de elegir colores, texturas, estampados, así como también los accesorios que armonicen las mesas, las servilletas y vestido de sillas.
En Puropaladar le brindamos la asesoría y hacer de su escogencia lo ideal en accesorios y manteles para su boda o evento.
 


Vestir un evento es obra de los manteles.

Antes de escoger el mantel debes de definir que tipo de boda disfrutarás, una vez precisado, los parámetros de selección serán determinados. Una variable importante de tomar en cuenta es la locación o sitio a realizar tu boda:

Al aire libre y de día: Los manteles adecuados son los de colores vivos para combinar con la alegría del entorno, como un hermoso jardín o una quinta.

Si es de día y en salón: los manteles de tu boda pueden ser de colores fuertes que contrasten con la vajilla blanca u otro color uniforme, también podemos utilizar colores sobrios como el marfil y agregar manteles para eventos de tono cobrizo para una atmósfera más elegante.

Durante la noche: los manteles pueden ser en tonos ocres, o colores satinados como el dorado, van muy bien con arreglos florales altos y velas.

Mesa formal o de gala: es elegante que los manteles tengan un toque de detalles antiguos como encajes o bordados sencillos. Las servilletas deben ser del mismo tono o contrastar, por ejemplo, un mantel crudo con servilletas granates, sin olvidar los bajos platos, que por lo general se usan de acero, plata, acrílicos o madera.
  


Los manteles y el arte de servir la mesa.

La organización y la decoración de la mesa depende evidentemente del carácter de la reunión, los manteles para eventos han sido el punto focal de toda decoración sin importar el tipo de ornamento y estilo que desee imprimirle a su fiesta.

Ya sea de tipo clásico, romántico, moderno, minimalista o temático; los manteles son el elemento del cual todo decorador tomará las ideas o el motivo que el cliente le a proporcionado. La escogencia de los manteles no debe ser delegada, es responsabilidad directa del cliente, en ello están captados sus gustos, el estilo, sus preferencias, todo ello aunado a la recomendación profesional del decorador.

La principal recomendación en la organización de un evento, es que se reserve con suficiente antelación los manteles, para que puedan escoger sin limitaciones los colores y texturas de su preferencia y así cubrir con sus expectativas. Las tendencias actuales están orientadas hacia las telas vaporosas y con mucha fluidez y caída, con diseños que van desde los más sencillos hasta los más recargados o bordados con pedrería. Las texturas como lino, algodón, o mezcla de ambos, siguen siendo los más adecuados para los eventos sencillos o formales.

El gusto por los manteles de color crudo, tela o blanco han cedido espacio a la gran variedad de colores y estampados lo que ha dado lugar a un nuevo modo de concebir la mesa más dinámica, mas alegre, sin dejar de ser refinada. Los manteles para eventos deben adaptarse a la forma de servir la mesa. No obstante un mantel cuadrado puede utilizarse en una mesa redonda, y un mantel rectangular para una mesa cuadrada, todo depende de su propuesta, de su diseño.
 


Los manteles como caminos y centros de mesa

Los manteles individuales bordados o de encajes que se colocan en el centro de la mesa apoyan la decoración, son parte importante en el arte de servir la mesa. Las texturas tales como fibras de algodón o sintéticas, colores contrastantes o neutros, que sirven como base para el arreglo floral, enmarca la mesa con estilo.

La vajilla, la cristalería y las servilletas imprimen la personalidad de la mesa. No olvidemos la iluminación, esta debe ser adecuada, ni penumbrosa ni muy iluminada. La luz debe ser suave, tenue, aunque suficiente para poder apreciar lo servido.

La luz artificial constituye además un elemento decorativo con el que se puede jugar para crear diversos climas y sensaciones. Las lámparas y candelabros en la mesa contribuyen a crear un ambiente sofisticado y festivo.

En Puropaladar le brindamos la asesoría que está necesitando para ese momento tan especial como lo es la celebración de una boda o evento trascendente.
 

VER GALERÍA